Christoph Marthaler

27 marzo, 2013

marthalern_204269a  Christoph Marthaler es un músico (toca el oboe y la flauta y varios instrumentos antiguos) compositor y director de teatro y ópera suizo.

Nació en 1951 en Erlenbach, cerca de Zürich. Allí estudió música y años más tarde pantomima con el gran Jacques Lecoq en París coincidiendo con la revolución del 68. En la década de los setenta y ochenta trabajó en países de habla alemana como músico de teatro. Sus primeros espectáculos, de finales de los 70, tenían una inspiración claramente dadaísta. En 1980 estrenó Indeed, su primera gran obra en la que integraba músicos y actores.

En  1989 llevó a cabo sus primeros recitales en el “Theater Basel”. Allí formó equipo con la escenógrafa Anna Viebrock, la dramaturgista Stefanie Carp y un grupo reducido de actores (André Jung, Ueli Jäggi, Olivia Grigolli, Matthias Matschke, Judith Engel, Jean-Pierre Cornu, and Graham F Valentin) con los que constituyó una familia teatral que ha sido sin duda la baza decisiva en el desarrollo de su original estilo.

Desde 1993 trabajó como director escénico en el “Deutsches Schauspielhaus” de  Hamburgo y en el “Volksbühne am Rosa-Luxemburg-Platz” de Berlín.

La música es siempre su punto de partida: “Soy músico y, a menudo, compongo mis textos como partituras polifónicas. Cuando comienzo un trabajo no sé a priori por dónde empezar, y el canto me parece una buena manera de buscar un sentido, una dirección. Es igualmente un buen ejercicio para los actores. Se aprende mucho cantando en coro, en particular a escuchar”. Su teatro cantado ha sido considerado como un acto de memoria colectiva.

Su estilo escénico es muy personal y muy difícil de imitar ya que nace de su peculiar personalidad  por lo que sus principios no se pueden extrapolar sin que se tenga la sensación de plagio. La ridiculez y el miedo siempre están presentes en sus propuestas. Puebla el escenario con personajes grises que no corren tras de nada (se ha dicho de él que es un maestro del “mientras tanto”). Pero aunque sucumben a la inercia no pierden su dignidad. Al contrario, Marthaler trata a sus perdedores con simpatía y con él lo lento y lo cansado se carga de heroísmo. En sus obras la belleza surge de la debilidad.  Esas vidas se unen en su timidez para esperar con un lazo de emoción y humor que conmueve hondamente al espectador. Con frecuencia sus puestas teatrales acompañadas siempres de densas atmósferas musicales y de obsesivas rutinas, tienen mala aceptación  ya que suelen ser incómodas por sus críticas abiertas a lo establecido  y  presentan algunas dificultades de comprensión a los espectadores que en ocasiones le culpan de ser demasiado hermético.

Ha recibido numerosos galardones como el Konrad Wolf, el premio Fritz Kortner y en 1998 el Premio Europa en Taormina. En los años 1997 y 1999 fue elegido director del año en la encuesta entre críticos que realiza la revista “Theater heute”. En 2004 recibió junto con Anna Viebrock el Berliner Theaterpreis.

Producciones destacadas:

Pelléas et Mélisande, Frankfurter Oper, 1994

Tristan und Isolde, Bayreuth, 2005

Traviata, Opéra national de Paris, 2007

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=Wyx5PiRNLuQ&feature=share&list=PL0671E84B59EC0412%5D

Contacto: http://christophmarthaler.ch/

Anuncios