Christof Loy

30 julio, 2010

Christof Loy es un  director de ópera y teatro alemán muy respetado entre los colegas de profesión. Estudió música y artes escénicas en la Folkwang-Hochschule de Essen, su ciudad natal. Para completar su formación cursó también filosofía, historia del arte y filología italiana en Munich.

Ha trabajado como asistente de dirección con Luc Bondy y Göran Järvefelt. En 1990 empieza a montar en Stuttgart sus propias producciones de teatro, con obras de Racine, Marivaux y Gorki, y de ópera con “Die Zauberflöte” de Mozart. 

Desde 1997 colabora con la Deutsche Oper am Rhein de Düsseldorf, la Ópera de Bremen, la  de Hamburgo y la  de Fráncfort. Ha sido invitado además por el Teatro de la Monnaie, la Royal Opera House,  el Festival de  Glyndebourne,  la Bayerische Staatsoper y el  Theater an der Wien, entre otros. 

Es especialista en Mozart y ópera barroca en general, aunque también ha abordado con éxito otros autores. Sus directores de referencia son Giorgio Strehler, Patrice Chéreau y Luc Bondy.

En el 2001, recibió el Music award of the city of Duisburg  siendo nominado también a los Lawrence-Olivier-Award. En 2003 y 2004 fue votado como “Director del Año” por los críticos de la prestigiosa revista alemana Opernwelt

Producciones destacadas:

 Iphigénie en Aulide, Glyndebourne, 2002 

Roberto Deveraux, Bayerische Staatsoper, 2004

Lulu, Teatro Real y ROH, 2009.

Christof Loy conversa con el dramaturgo Thomas Jonick sobre el personaje de Lulú (click)

Contact: http://www.christof-loy.de/

Anuncios

 

Antonio del Moral ha sido, desde 2005 hasta septiembre de 2010, director artístico del Teatro Real de Madrid. Su predecesor en el cargo fue Emilio Sagi. El belga Gérard Mortier será el encargado de relevarle.

Aunque procede de una familia con gran tradición musical, empezó estudiando Medicina. Ha escrito numerosas críticas musicales en prensa. En 1985 fundó la prestigiosa revista “Scherzo” que dirigió hasta el 2001.

Es fundador del Festival Mozart de Madrid y ha dirigido también el de la Coruña, asi como la Semana de Música Religiosa de Cuenca.  Asesor musical de la Fundación Caja Madrid  ha programado numerosos ciclos de  conciertos que han tenido una gran resonancia en la vida cultural española. Entre otras muchas actividades, que hacen que sea bien conocido fuera de nuestro país, es miembro del Comité del Concurso de Piano Umberto Micheli de Milán, impulsado por Maurizio Pollini, Pierre Boulez y Luciano Berio.

En julio de 2010 ha sido nombrado director del recién creado Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) que aúna las competencias de programación y gestión musical del Auditorio Nacional de Música, las del Centro para la Difusión de la Música Contemporánea (CDMC) y las del Centro de las Artes Escénicas y de las Músicas Históricas de León.

De su gestión en el Teatro Real, muy valorada en los circuitos internacionales por su coherencia e innovación, el propio Antonio del Moral ha destacado, en una entrevista concedida a S. Gaviña (ABC, 15/07/2010), las óperas, que a su juicio son las mejores entre las que ha programado:

Diálogo de Carmelitas, 2006. Director de escena: Robert Carsen 

Ariadne auf Naxos, 2006. Director de escena: Christof Loy

Crónica recomendada: “Fusión de altura”

El triunfo del Tiempo y del Desengaño, 2008. Director: Jünger Flimm

Crónica recomendada: “Entre Placer y Desengaño”

Tristan und Isolda, 2008.  Director de escena: Lluis Pasqual

 

Crónica recomendada: “Tristan en los tiempos del cólera”

Tamerlano, 2008. Director de escena: Graham Vick

 

Katia Kabanova, 2008. Director de escena: Robert Carsen

Crónica recomendada: “Aguas que purifican”

Jenufa, 2009. Director de escena: Stéphane Braunschweig

Crónica recomendada: “El recuerdo más amargo”

Salome, 2010. Director de escena: Robert Carsen

Crónica recomendada:  “Salomé en el espejo”

La ciudad muerta, 2010. Director de escena: Willy Decker.

Peter Stein

25 julio, 2010

Peter Stein es un rebelde e innovador regista alemán. Nació en Berlín en 1937.  Es el fundador de la arriesgada compañía berlinesa Schaubühne am Lehniner Platz y una leyenda viva del teatro alemán más contestatario.

Su padre era director de una fábrica de motocicletas que los nazis reconvirtieron en una pequeña industria de recambios de automóviles.  Durante esos años su padre formó parte de la resistencia alemana aunque al acabar la II Guerra Mundial no se tuvo en cuenta y estuvo encarcelado durante dos años  por colaboracionista. Todo eso afectó a Stein de tal manera que empezó a ir de mal en peor en los estudios.

Después de una pequeña temporada en la Universidad de Fráncfort se trasladó a la de Munich donde presentó su tesis doctoral sobre las obras de E. T. A. Hoffmann. Pronto empezó a trabajar en el mundo del teatro que era lo que de verdad le interesaba. La mayor parte de las obras que dirigió, sobre todo en los inicios, tenían un marcado carácter político, muy crítico con el sistema.

Su trabajo como director, entre 1970 y 1985, en la Schaubühne marcó un hito en la historia del teatro alemán. Tras su retirada, que coincidió con el fin de su relación con la actriz Jutta Lampe,  dirigió el Festival de Salzburgo de 1991 a 1997. Ha decidido quedarse a vivir en Italia, aunque desea ser enterrado en Alemania.

Ha puesto en escena a los grandes clásicos -Esquilo, Shakespeare, Ibsen, Kleist..-, pero también a autores contemporáneos como  Botho Strauss. Uno de sus dramaturgos más reverenciados es  Chéjov. De la obra de ese inmenso escritor ruso, Stein ha afirmado que es el lugar donde el actor “aprende  a conocer el corazón del teatro”, y  “la prueba máxima” a la que puede someterse cualquier intérprete.

Su diseñadora de vestuario preferida es Moidele Bickel con quien ha colaborado en numerosas puestas en escena para la ópera.

Producciones destacadas:

Pelleas et Mélisande, Welsh National Opera, 1992

Simon Boccanegra, Teatro Comunale Florence, 2002

Del 17 al 29 de julio se representó en el Teatro Real de Madrid, “Simon Boccanegra”, una sombría y vibrante ópera de Giuseppe Verdi. La dirección de escena corrió a cargo del regista veneciano Giancarlo del Monaco, mientras que la escenografía y el vestuario eran de Michael Scott y la iluminación de  Wolfgang von Zoubek.

La producción fue la misma que vino a Madrid en 2002 si bien presentaba algunas variantes, sobre todo en la tonalidad, ya que se habían aclarado los elementos arquitectónicos.  Se trata de una propuesta fría y severa que remite a un mundo atemporal de resonancias clásicas. La escala monumental con que se ha vestido el escenario del Real  resta protagonismo al drama humano, al igual que la iluminación, demasiado monótona para una ópera que clama por un tratamiento más matizado que acompañe a la acción narrativa.

 

 

Tampoco acierta Del Monaco, al reaprovechar unas filmaciones de bajísima calidad  de un mar repetitivo, sin poder evocador alguno.  Lo que sí es aceptable  es el vestuario ya que aunque no ayude a diferenciar con claridad a los personajes,  al menos,  tanto en texturas como en gama cromática es intachable.

A continuación señalamos algunas influencias de una puesta en escena más antigua pero también más paradigmática: la que realizó Del Monaco, con el escenógrafo Michael Scott, para el Metropolitan Opera House de Nueva York (Met) en 1995.

Referentes culturales de la puesta en escena del Met de 1995:

Aunque el libreto de Francisco Maria Piave y Arrigo Boito, sitúa la acción en la Génova del siglo XIV, esta producción está inspirada en Venecia: la atmósfera cromática es tizianesca, las estancias recuerdan el Palazzo Ducale y el vestuario es una cita, casi literal, de algunos cuadros que se conservan en ese Palacio.

Como ejemplo véase el “Retrato del Dogo Pietro Doredan”  del famoso pintor veneciano Palma el joven, fechado en 1595,  que fue realizado para la Sala del senado del Palazzo:

 

Abajo, otra  imagen de la producción de 1995. La escena, según el libreto tiene lugar en el Palacio Grimaldi, la sede de gobierno de los dux de la república marítima de Génova, pero Giancarlo del Mónaco prefirió inspirarse en el Palazzo Ducale de Venecia:

En la imagen inferior vemos el  frente este de la Sala de Gobierno del Palazzo Ducale, donde los dogos venecianos impartían justicia y se elegía a los miembros de las magistraturas. La sillería rematada en frontón debió ser el punto de partida del diseño del escenógrafo, Michael Scott, al igual que la pintura de la pared, que como es sabido, le fue encargada a Tintoretto, que tenía ya por entonces setenta años. Se trata de un gran óleo sobre lienzo, encastrado en la pared, que representa el paraíso en círculos concéntricos. Fue pintado hacia 1588 y es una de las glorias de Venecia, además de ser uno de los lienzos más grandes del mundo:

Para la producción de 1995, se simplificó el abigarrado grupo de santos y de ángeles pero se conservó la disposición circular de las figuras. Michael Scott debió tomar como modelo el boceto de la pintura que hizo Tintoretto y que hoy custodia el Museo del Louvre:

Plácido Domingo, que en 1995 interpretó a  Gabriele de Adorno, otro de los protagonistas de la ópera, fue el corsario Boccanegra en diversas reposiciones de esa producción que ya se considera histórica en el Metropolitan:

Los que prefieran una puesta en escena más sobria y menos historicista, quizá estén interesados en la producción que para la Royal Opera House ha planteado en este mes de julio de 2010 el director australiano nacido en Shanghai, e hijo de judíos rusos, Elijah Moshinsky. Se trata de una reposición de la propuesta que presentó Moshinsky en 1991. En el vídeo Plácido Domingo en el papel de Boccanegra y María Poplavskaya en el de Amelia Grimaldi:

Por último, veamos la misma escena en una representación referencial, la que dirigió el  gran Giorgio Strehler en el Teatro alla Scala en 1978.  Interpreta a  Bocanegra, el  barítono verdiano Piero Cappuccilli y a Amelia Grimaldi, la soprano italiana Mirella Freni.  A la batuta Claudio Abbado:

Giancarlo del Monaco

10 julio, 2010

Giancarlo del Monaco es un consagrado director de ópera italiano muy apreciado por el público amante de la tradición. Nació en 1943 en la provincia de Venecia. Estudió lenguas y piano y trompeta en la Universidad de Lausana en Suiza. En la primera ópera que dirigió con sólo 21 años, Samson et Dalila, su padre el famoso tenor, Mario del Monaco, era el protagonista.

Posteriormente y hasta 1968, siendo todavía muy joven,  se marcha a Alemania donde trabajará en la Deutsche Oper Berlin como asistente de los directores de escena  Günther Rennert y Wieland Wagner y en Stuttgart del gran Walter Felsenstein.  De 1968 a 1970 será ayudante en la Ópera de Viena del regista Rudolf Gamsjäger.

Ha sido director artístico de los Festivales de Montepulciano y Macerata y de la ópera de Bonn,  desde 1997 de la ópera de Niza y desde el 2009 del Festival de Tenerife.  Compaginando esa tarea con la de regista ha montado numerosas producciones para teatros de ópera de todo el mundo con la colaboración de escenógrafos de la talla de Josef Svoboda, Jean-Pierre Ponnelle o Jürgen Rose, siendo su colaborador más habitual Michael Scott. Los galardones que ha recibido como reconocimiento a su trabajo son muy numerosos.

Producciones destacadas:

Simon Bocanegra, Met, 1995

Cavalleria Rusticana, Teatro Real, 2007

La Bohème, Teatro Real, 2008

Contact: http://www.giancarlodelmonaco.com/

Gabriella Pescucci

9 julio, 2010

Gabriella Pescucci es una veterana y reconocida diseñadora de vestuario italiana. Nació en 1941 en la Toscana. Estudió en la Academia de Bellas Artes de Florencia. Al acabar sus estudios a finales de los 60 se traslada a Roma donde conoce a Umberto Tirelli quien la contrata en su famosa sastrería teatral. Tuvo la fortuna de empezar su carrera con dos figurinistas experimentados: Pierluigi Pizzi y Piero Tosi (al que tuvo el valor de abordar en una de sus visitas a Tirelli quien la aceptó como ayudante). Gracias a éste  último pudo participar en la realización del vestuario de magníficas películas como la trágica “Medea” dirigida por Pasolini y protagonizada por María Callas en 1969 o el suntuoso “Ludwig” de Visconti filmado en 1973.  De Tosi, aprendió que  de los errores siempre se puede aprender y que el efecto dramático tiene siempre más importancia que la precisión histórica. Lecciones que a partir de entonces tendría siempre presentes.

Es muy versátil en sus creaciones, por lo que sus propuestas abarcan desde delirantes e imaginativos vestidos hasta  rigurosas reconstrucciones históricas, si así lo exige la producción. Ha trabajado con importantes directores de cine como Fellini (“El Ensayo de la orquesta” y “La ciudad de las mujeres”), Sergio Leone (“Erasé una vez en América”), Martin Scorsese (“La edad de la inocencia”), Terry Gilliam (“Las aventuras del Barón Munchausen”y “El secreto de los hermanos Grimm”), Alejandro Amenábar (“Ágora”) o Tim Burton (“Charlie y la fábrica de chocolate”).

Su carrera se ha visto jalonada por numerosos galardones, entre ellos dos Oscar al mejor diseño de vestuario y numerosas nominaciones. Además del cine y la ópera también ha realizado indumentaria teatral.

Producciones destacadas:

La Boheme, Opera de Paris, 2005

Don Pascuale, Festival de Ravenna, 2006

La Traviata, Scala, 2008

Contact.  Agente: Sandra Marsh Management, 9150 Wilshire Blvd., Suite 220, Beverly Hills, CA 90212-3429.

Nicholas Hytner

8 julio, 2010

 

Nicholas Hytner es un productor y director de cine, teatro y ópera inglés. Nació en un barrio de Manchester en 1956. Su familia es de origen judío y procede de la Europa del Este. Aunque al principio pensó ser actor, después decidió estudiar lengua y literatura inglesa en la Manchester Grammar School y en el Trinity Hall de Cambridge.

Al acabar empezó a ser el asistente de Colin Graham en la English National Opera. A principios de la década de los 80 trabajó en el departamento de teatro de la Universidad de Exeter.  Entre 1985 y 1989 fue el director asociado en el Manchester’s Royal Exchange Theatre.  Desde 1989 empezó a dirigir representaciones con regularidad en el National Theatre de Londres del que es director desde 2003.

Ha dirigido varias películas, entre ellas “La locura del rey Jorge” (1995) que tuvo en su momento un gran éxito de crítica y público. Por su producción de la ópera de Haendel, Xerses le fue concedido el  Laurence Olivier Opera Award  en 1985.

Producciones destacadas:

Xerses, ENO, 1985

Cosí fan tutte, Glyndebourne, 2007

Don Carlo, Royal Opera House, 2009

El 7 de julio de 2010, se celebró el 150 aniversario del nacimiento del compositor Gustav Mahler. Aunque la importancia de su trabajo como director de escena  ha sido poco subrayada, su concepción de las óperas que dirigió en Viena en colaboración con Alfred Roller, contribuyó a renovar en profundidad las rutinarias representaciones  que dominaban hasta entonces el panorama vienés.

Última estrofa de sus Lieder eines fahrenden Gesellen, cantada por Christine Schäfer y dirigida por Ingo Metzmacher en Salzburgo, 2008, como pequeño homenaje.

Auf der Straße steht ein Lindenbaum,
Da hab’ ich zum ersten Mal im Schlaf geruht!
Unter dem Lindenbaum,
Der hat seine Blüten über mich geschneit,
Da wußt’ ich nicht, wie das Leben tut,
War alles, alles wieder gut!
Alles! Alles, Lieb und Leid
Und Welt und Traum!”

Ahí, junto al camino, hay un tilo,
¡y ahí por vez primera encontré el descanso en el sueño!
Bajo el tilo que nevaba
Sus flores sobre mí –
¡No supe cómo la vida continuaba,
todo estaba bien otra vez!
¡Todo! ¡Todo, el amor y la tristeza
Y el mundo y el sueño!

Luc Bondy

6 julio, 2010

Luc Bondy es un célebre director de escena suizo especializado en ópera y teatro, aunque también ha dirigido varias películas y ha trabajado como actor. Pasó su infancia entre Suiza y Francia. Su famila que procedía de la alta burguesía austriaca, estuvo siempre en contacto con los círculos intelectuales.  Desde pequeño se familiarizó con la literatura y los clásicos.

Se formó en París en la Escuela Internacional de Teatro con Jacques  Lecoq.  Posteriormente decide trasladarse a Alemania para entrar en contacto con la vanguardia de finales de los años 60 que, como es bien sabido, supuso una renovación muy profunda del género teatral. En 1969 empezó a trabajar como ayudante en el teatro Thalia de Hamburgo.  Posteriormente pudo dirigir en colaboración con otros dramaturgos la Schaubühne de Berlín de 1985 a 1987.

En la actualidad y desde el 2001, dirige el Wiener Festwochen.

Producciones destacadas:

Don Carlo, Châtelet, 1996

Idomeneo, Opera de Paris, 2006

Tosca, Met, 2009

Maria Danilova

5 julio, 2010

 

Maria Dalinova es una figurinista rusa. Nació en Moscú donde se graduó en la Escuela de Artes en 1983. También estudió en el Instituto de las Artes Sukirov con Kurilko, recibiendo la medalla de oro de la Academia de las Artes por su trabajo de licenciatura, consistente en el diseño del escenario y los trajes para una obra de Shakespeare: ” El rey Lear”.

Ha trabajado, en diferentes teatros de San Petersburgo y Moscú, con consagrados directores de su país, como  Pyortr Fomenko, Mark Zakharov y Konstantin Raikin y con la joven promesa de la escena rusa, Dmitri Tcherniakov, que empieza a ser muy apreciado en los teatros de ópera europeos por sus producciones poco convencionales.

El reconocimiento a su trabajo ha venido refrendado por el Premio Stanislavski en 1997 y el Premio Seagull en 2001.

Producciones destacadas:

El jugador, Bolshoi, 2002

The Nose, Mariinsky, 2006

Eugene Oneguin, Bolshoi, 2007